Archive

Posts Tagged ‘principios’

Kukan


Kukan, el espacio vital.

Cuando hablamos de Kukan en Budo Taijutsu estamos hablando del espacio vital que nos rodea. Es el espacio que debemos proteger y mantener, del que debemos ser dueños y señores.

Al igual que en situaciones de la vida cotidiana manejamos las diferentes distancias entre personas: pública, social, personal e íntima. Y en según en que situaciones dejamos que el interlocutor se acerque más o menos a nosotros. Igualmente debemos manejar la distancia con la que nuestro interlocutor intenta acercarse a nosotros de forma que si nos agrada su compañía le dejaremos que se acerque y si no es así marcaremos una limitación a la misma.

Pues en Budo Taijutsu ocurre lo mismo. Lo que viene a denominarse Kukan estaría entre la distancia personal e íntima, es aquella distancia desde la cual podemos recibir una agresión y que en todo momento si estamos en guardia, debemos controlar, dándonos tiempo a reaccionar de manera adecuada.

Pero el Kukan, no es sólo nuestro espacio, sino que tambien es el espacio de Uke, el espacio que continua y alternativamente debemos romper para entrar en su guardia, en su espacio donde su defensa esta vulnerada, rota, donde podemos acceder a él, desequilibrarlo, golpearlo, o únicamente destruir su autoestima y vencerle aún sin luchar.

En Budo Taijutsu existen escuelas en las que la distancia se maneja de distintas formas. Algunas se centran en la corta distancia. Otras sin embargo, manejan la distancia corta, penetrando y escapando en el Kukan de Uke continuamente, lo cual es tambien descorcentante para Uke. Este último caso es el de Gyokko Ryu Kosshijutsu.

Nunca mires las cosas ni tan cerca ni tan lejos, camina hacia ellas y conocerás la distancia.

 

Banpen Fugyo


Que ningún cambio te sorprenda.

Banpen FugyoEfectivamente, el concepto de Banpen Fugyo hace referencia a los continuos cambios que suceden en la vida y en nuestro entorno, tanto los esperados como los no esperados.  Así mismo no ser sorprendidos por los mismos, pero para esto último hemos de estar preparados, concienciados de que estos cambios están presentes y pueden llevarse a cabo en cualquier momento y lugar y para ello hemos de estar en actitud de recibirlos, para no nos sorprendan.

Preparados para reaccionar ante multitud de variantes del cambio, nunca sabemos lo que va a pasar y debemos esperar cualquier cosa, buena o mala.  Pero estar preparado para todo, para cualquier cambio requiere de entrenamiento y actitud, tanto física como psicológica. No hemos de estar confiados ante el devenir de los acontecimientos y aunque en la vida casi todo es repetitivo y cíclico, debemos estar en disposición de afrontar cualquier cambio por drástico que sea y la única manera de no ser sorprendidos es estar previamente dispuesto a recibirlo, preparado para ello, dejando siempre la puerta abierta a cualquier cambio.

¡Que ni 100.000 cambios te sorprendan!

A %d blogueros les gusta esto: