Archivo

Posts Tagged ‘kukan’

Koku no naka no kukan


No hay día que durante algún entrenamiento no nos sorprendamos ni que dejemos de aprender nuevos aspectos del Budo, parece ser infinita la fuente de la cual emanan estas enseñanzas.

 

SamuraiDenshoNo hace mucho surgió un concepto en clase: Koku no naka no kukan, caer en tu propia trampa. ¿Cuantas veces durante un entranamiento no hemos intentado hacer alguna técnica y no solo no la hemos conseguido realizar bien sino que se nos volvió en contra y uke nos la hizo a nosotros? Y extrapolando a la vida diaria este concepto, que resulta muy interesante, que consiste en conseguir que algo que se proyecta hacia nosotros y que no lo deseamos ya que es negativo en sus diferentes dimensiones, tenemos la opción de no aceptarlo y rechazarlo, provocando su efecto sobre el emisor, volviendolo contra sí mismo, proporcionalmente, sin ánimo de dañar al contrario mas allá de lo que él pretendiera hacia nosotros … volver el ataque hacia el que lo envía, no hay nada de malo en ello, como si de un espejo se tratara. No se trata de ir haciendo trampas para los demás, sino de no caer en las que nos hacen al mismo tiempo que las manipulamos para devolverlas a sus creadores y que reciban la carga de sus efectos tal y como ellos la crearon. En este último punto siempre podemos introducir un modificador y que a mi personalmente me gustaría que fuera lo mas benigno posible por aquello de los distintos aspectos de la PROTECCIÓN … protejamos también a uke, protejamos también a quién nos ataca, protejámoslo de sí mismo.

MushinEl hecho de no caer en las trampas lleva asociado el concepto de estar siempre en un estado de contínua tensión, vigilancia, siempre preparado … difícil tarea esta. Alguna vez oí un concepto: MUSHIN, tensa calma, que podría reflejar fielmente este sentimiento, este estado de estar siempre dispuesto para enfrentarnos a lo desconocido. Un punto de equilibrio entre estar siempre en guardia con la adrenalina disparada y el punto opuesto de encontrarnos totalmente relajados y descuidados, en el equilibrio está la virtud.

Francisco José de Haro Olmo
Bujinkan Nagare Almería
Anuncios
Categorías:Artículos Etiquetas: , , , , , , ,

Mamoru: protección


Con este concepto nos referimos a la PROTECCIÓN. La podemos entender como nuestra protección en el sentido en el que debemos evitar que uke nos lastime, debemos protegernos de él para que no consiga su objetivo, para ello,  ejerciendo una defesa activa en la que evitemos que consiga su fin. En otro nivel del concepto podríamos referirnos a la protección de un tercero, momento este en el que evitamos que sea agredido y redirigimos el ataque de uke hacia nosotros o simplemente lo dejamos caer al vacío, que no encuentre oponente posible ante él, vaciamos su intención. En un tercer aspecto de la idea de protección subimos el nivel. Este es el momento en el que estamos en disposición de proteger a uke de sí mismo, difícil tarea esta. Debemos protegerlo de su propia intención, de su propio ataque, debemos conseguir que desista antes de comenzar. Aquí es importante nuestra actitud, ha de ser contundente en la forma que muestra las posibilidades que se abren ante su ataque, debemos romper su intención, que no le quede hueco posible para llevar a cabo su finalidad de atacar, derrotarlo antes de desplegar  su propio ataque. Es en este momento donde uke debe elegir y saber que si persevera en su intención de atacar no podremos garantizar su protección, es este el momento a evitar, es el lugar donde hay que dirigirlo para salvarlo de sí mismo, de su intención. Lo hacemos mediante la distancia, cuidando siempre este aspecto, en todas las direcciones, que no tenga posibilidad de alcanzarnos, que no estemos en su radio de acción, es nuestro kukan. El equilibrio, mantener el nuestro y romper el suyo, paralelamente su intención. Todo esto en un continuo movimiento, el corazón nunca se para, nuestras piernas tampoco deben hacerlo, no debe haber movimientos a ráfagas como si fueramos robots, debe ser un movimiento contínuo y natural.

Ku kan no nagare


El último día que entrenamos, nuestro maestro nos habló de este concepto. El Ku kan es el espacio que se mantiene entre tori y uke y que puede variar en todo momento y es en sí el espacio en el que tori debe mantenerse seguro, la zona que debe asegurar, su radio de acción.

En cuanto al otro concepto que lo acompaña “nagare” hace referencia a la continuidad de nuestro movimiento. En la realización de una técnica compleja que consta de varios movimientos encadenados, el final de un movimiento supone el principio del siguiente de forma que no hay paradas ni tirones, todo se hace una forma continua aprovechando el movimiento global de nuestro cuperpo.

Sólo así encontraremos la naturalidad que buscamos en la práctica de nuestro budo y al movernos de forma natural y sin pensar estarmos haciendo el mejor budo taijutsu que jamás hayamos practicado.

A %d blogueros les gusta esto: